Greensisters-veryme.blogspot.com

12 enero 2017

Amal Clooney o el manual de la mujer 10


Una mujer clásica que se viste para su trabajo como se entiende que una profesional debe asistir a su trabajo. Muchos la calificarán de aburrida, yo creo que más bien es una actitud inteligente. No es precisamente el entorno de trabajo en el que debes dejar claros tu gustos personales si no más bien tu profesionalidad, actitud y disposición al trabajo. 
Ella lo consigue sin caer en el aburrimiento con pequeños giros pero respetando los códigos que le otorgan credibilidad. Trajes de chaqueta en falda o pantalón,  nada extravagantes ni marcados, vestidos camiseros que de vez en cuando hacen concesión a un color hiperfemino para no perder el protagonismo de la que se sabe válida en su campo. Seguridad ganada no con indumentaria fashion sino con actitud seria y profesional. 

Huye de las camisas con traje, sería demasiado monjil y añadiría años. Ese mito cinematográfico en el que la mujer ejecutiva luce una ropa interior hipersexy vuelve a la mente, da igual si viste de rojo, negro, gris o azul marino. Cualquiera de esos colores insulsos cobra vida con esa actitud. 
Los trajes de chaqueta de falda directamente sobre la piel, le confieren un toque sexy sin enseñar absolutamente nada. 







Vestida para que sus interlocutores se centren en lo que ella va a exponer. No cabe duda,  los hombres no dejarán de ser hombres y pueden entretenerse en ese mito del que hablábamos antes pero ya entra dentro de la imaginación de cada cual. Ella no está cometiendo ningún error estilístico y lo sabe. Es más lo convierte en una ventaja, femeninamente inteligente. 
En ocasiones recurre a prendas que obviamente dejan ver la etiqueta que viste. Siempre, en momentos formales de su carrera, zapato de puntera cerrado, 


En colores oscuros o claros, en pleno invierno o en primavera, nunca deja de lado una buena prenda exterior, sabe que la entrada será muy distinta. Protagonismo absoluto y seriedad asegurada realzando su papel de trabajadora y no exhibicionista.


De vez en cuando, cuando acompaña a su pareja o su pareja a ella se deja ver con looks más ladres, transmitiendo un carácter más dulce, menos agresivo, no tan efectivo otorgándole el lugar apropiado al caballero que lleva a su lado.



La perfecta mujer americana de clase alta que sabe vestirse para un día de compras y quehaceres varios. Sin objeción, salida de la serie "Mujeres Desesperadas" Perfecta de vestido con un largo más atrevido y apto para el tiempo libre, rosa, de niña bien, 


Aquí la podemos ver a pie de campo, trabajo fuera de la oficina, correcta y cercana.
Menos protocolaria pero sin perder actitud de profesionalidad. 



Salidas más fashion en ciudad, perfectos los estilismo, trendy y sin perder un ápice de clasicismo bien entendido. Zapatos más atrevidos, tendencias con clase y su inconfundible melena negra azabache. Alguna joya más atrevida y accesorios de fantasía que rejuvenecen el look y ponen el acento de modernidad que necesita para marcar la diferencia con su día a día profesional.



Otro tipo de ocasión es aquel en el que se encuentra totalmente libre, en su tiempo libre, joven y despreocupada, atenta a la moda, porque se nota que le gusta y la sabe utilizar en su beneficio. De las mejores diría yo! En estos momentos, cuando su pareja va de vaqueros, están de vacaciones, salidas nocturnas, fiestas al aire libre y terrazas que permiten atuendo informal y mucho más personal que el ámbito laboral. 









Totalmente ella, com quien sale de casa a la compra o al cine, de incógnito y demostrado la frescura y su imagen más de "andar por casa" Como cualquier hija de vecina vamos, sólo que el punto es de cashmere, los vaqueros súper trendy, las deportivas le van a la zaga y el maquillaje natural no faltan junto a sus inseparables gafas de sol. Ah! se me olvidaba, sus largas piernas, siempre nos lo recuerda, no? En esta ocasión le da para llevar unos jeans baga y con  una vuelta en el bajo hasta casi la rodilla,  aún así no parece paticorta.  Increíble, será por eso que Clooney se ha casado por fin, por sus interminables piernas ......

En la topografía de la izquierda, como si fuese una más en el rodaje de su marido, se presenta de vaqueros si, pero marcando la diferencia porque se pone una blusa de volie de sea  de su amigo Giambattista Valli como si fuese un trapito ... Happy cool que remata en otra ocasión, también de vista al rodaje de su marido vestida de grupy de los 70. Está claro que el único ámbito en el que no quiere pasar desapercibida es el que frecuenta su marido. Inseguridad, tal vez? En una mujer de tal posición profesional o simplemente posicionamiento femenino para marcar territorio.  Esta claro, cuando se propone algo esta mujer lo hace muy bien. Tiene los ambiente  perfectamente delimitados y utiliza la moda para ello, habla sin necesidad de dar una sola palabra a los periodistas! 





De alfombra roja, en mi humilde opinión,  que se pasa de diva. Siempre un poco disfrazada y tan correcta en la alfombra roja con aquel mítico vestido negro y guantes a lo Gilda que hubiera sido mejor evitar..... En mi humilde opinión un patinazo, de los pocos o el único. Se mimétiza demasiado con el ambiente ....?


No hay color cuando va vestida de Giambattista Valli o cualquier otro diseñador de Alta Costura que requiera pasear en un escenario alejado por completo de su vida e integrador completo en la de su marido cual estrella de Hollywood. Se mueve por Venecia, Cannes, Hollywood, la Italia más idílica...
Con ese físico de modelo de pasarela, larga melena azabache, grandes ojos y largas piernas, inteligencia a raudales, saber estar, actitud correcta en cada momento cual camaleón y sabe Dios cuantos puntos positivos más, parece que George, ha encontrado a una princesa moderna. ¿Una tarea comparable a la de encontrar una aguja en un pajar....? 


Nota:Esos zapatos son el único gazapo que hemos encontrado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario