Greensisters-veryme.blogspot.com

17 octubre 2016

La historia de Orosia que ya es Juana Rique

Este año 2015 hizo 13 años que MARIANA abrió sus puertas y comenzó su actividad. La primera tienda en la zona de Santiago que se atrevió a ofrecer un total look a una mujer ávida de simplificar su vida sin renunciar a las tendencias, con los pies en el suelo y que no quiere grandes estridencias. La máxima ha  sido siempre la personalización del look de cada clienta a través de la selección de prendas que hacemos de cada una de las marcas que vemos cada temporada (que son muchas). Siempre ofreciendo calidad, un servicio de estilismo  verdaderamente profesional y una imagen propia que no se deja llevar por colores locos, marcas reconocibles o tendencias pasajeras de las que te aburrirás en el armario. 

Un filtro muy estricto en cada compra de temporada hace que presentemos una selección muy centrada de piezas que  son sencillas pero que resultan efectistas en un look versátil que deja ver la personalidad de su portadora. 

Ahora bien, ¿qué tiene que ver MARIANA con OROSIA y ahora JUANA RIQUE?
Pues que el resultado de tantos años de experiencia y el feedback recibido de mujeres reales que se abren a nosotras en un intercambio de sinceridad descubre una posibilidad que siempre había estado en nuestra mente pero, para la que necesitábamos, aunque teníamos la formación, más bagaje y más definición de la idea a transmitir. 
Después de ofrecer innumerables marcas y combinaciones de colecciones para las ocasiones más especiales siempre nos encontrábamos con la misma traba, el mismo pero y la misma barrera que impedía que la mujer joven o madura no acabase de encontrar lo que ella buscaba. Sabíamos cual era nuestro próximo reto ..... Hacer que cada mujer se sienta única, se olvide de las tallas y se concentre en verse favorecida independientemente de lo que dicte la moda, el mercado o las propuestas de las marcas que no se adaptan ni al clima del norte ni a una mujer con formas o un momento concreto en su vida en el que necesita algo que el prêt-à-poter es imposible que oferte. Este fue el momento de recordar todo lo que las abuelas hacían cuando los recursos eran escasos, de volver a un verdadero oficio puesto al día y que pusiese en relieve la tradición y el buen hacer, la cordura que no se encuentra en la uniformidad en la que insiste la industria  de la moda (para su propio beneficio, no para el de la mujer). 

Así pues, os dejamos la pequeña historia y las casualidades que no son más que el destino o las afortunadas decisiones que  nos fueron llevando al punto en el que estamos hoy ......


Nos encanta la idea de una novia que recupera el vestido de su madre, que incorpora piezas de un ajuar  que pasará de generación en generación y que continúa con un amor por la delicadeza y la pasión por los detalles y el buen hacer.  Soñamos novias distintas, novias con personalidad y novias a las que les guste recuperar una pieza antigua, lucir un velo que resulta ser una mantilla y novias que se atreven a dar vida de nuevo a piezas que  merecen la pena ..... El color gris, el azul casi gris, un delicado bordado en rosa palo, color que pone a la mujer en relieve.

Muchas de vosotras sabéis que OROSIA  by MARIANA es nuestro nuevo proyecto pero, ¿sabéis que nuestro primer encargo fue una novia? Una novia muy especial que recordaremos siempre con mucho cariño. Su madre, desde el primer momento, confió en nosotras cuando todavía no hacíamos medida, allá por nuestros comienzos con nuestra multimarca. No llevábamos ni tres años cuando nos encargó un abrigo para cubrirse en su boda civil. Un dos piezas de pantalón y chaqueta en color crema que nos había comprado.  Casi sin saber que era para la novia realizamos un abrigo oversize en raso doble de seda envivado por completo!!!  

Años más tarde, cuando la niña de esta clienta se casó, todavía con nuestro proyecto en secreto, llega a nosotras un segundo encargo de esta familia. El vestido de la novia para el baile que tendría lugar en el Hostal de Los Reyes Católicos .... Recuerdo que mi hermana casi deja de hablarme por aceptar un encargo de tal envergadura!!!! Que si no tenemos taller todavía montado, que si todavía no nos han llegado los tejidos, que si es muy precipitado, ....... un sin fin de miedos que se salvaron estupendamente con mucha dedicación y cariño.  Este vestido tiene una historia, una historia muy bonita, igual que las mujeres de esta familia. A día de hoy la tercera generación ya está aquí, una niña, un bebé de ojos grandes y risueños. Que ilusión nos hace pensar en que esta niña admire las joyas que su madre y su abuela atesoran. Recuerdos de momentos preciosos en los que hemos tenido el privilegio de participar!!!

A este encargo le sucedió otro al año siguiente y dos más al tercero .... Así, hasta hoy. A nosotras llegan novias que conocen nuestro trabajo por el "boca a boca" y sin proponernos entrar en el mundo nupcial aquí estamos. Puntillas antiguas, piezas de encaje guardadas de nuestros viajes y tejidos extraordinarios que atesoramos esperando a que llegue su momento. Siempre pensamos que en algún momento podríamos hacer algo con ello, pero, siempre nos parecía lejano, difícil o imposible .......

Muchas gracias, Alicia y muchas gracias, Fátima. 

Inolvidable el encargo que nos realizó Fátima, ahora joven mamá para acudir a una boda como invitada. Nos hizo el encargo en nuestro estudio reconvertido en Atelier y Showroom de nuestra primera colección. El tejido escogido fue un mikado en rojo precioso y aunque tenía muy claras las ideas, finalmente la falda del vestido fue un modelo tulipa con un cuerpo de hombros descubiertos. Un cuello barco que continuaba en unas pequeñas mangas  dejando ver las  clavículas y el fino cuello de esta señorita. Una pamela inmensa y varias pruebas desde la idea original con idas y venidas a Madrid porque su desplazamiento era complicado, trabajamos con ella en su casa sintiéndonos como en la nuestra, de nuevo una gran responsabilidad.

Y así, sin darnos cuenta, nuestras clientas más fieles fueron las que antes de ver nuestro trabajo ya apostaron por él.  Trabajo muy duro pero también muy gratificante con el que hemos llegado en unos pocos años a crear un verdadero estilo y una marca propia de costura que por azares de la vida se llama definitivamente JUANA RIQUE  desde el jueves 29 de septiembre de este año 2016.

Por el camino, profesionales impresionantes, anónimos o casi anónimos y otros de reconocida trayectoria profesional se fueron sumando a este proyecto echándonos una mano en lo que pudiésemos necesitar. Nunca seremos capaces de agradecer lo suficiente esta ayuda en unos comienzos en los que la única tarjeta de presentación era nuestro trabajo y nuestra profesionalidad.


Una nueva andadura comienza, una nueva parte de lo que nació como una pequeña empresa en la que dos hermanas (Ana y María) comenzaron con muchas ganas de trabajar y a la que se ha unido desde hace unos años Pilar para sentar las bases de un proyecto distinto a la multitmarca con la que se nos conoció.

Prometemos seguir trabajando y peleando por una imagen propia y real de la mujer, trabajar como siempre lo hemos hecho con los pies en el suelo. Nos horrorizan los "disfraces" de fiesta con los que muchas mujeres comulgan porque "no encuentran otra cosa", porque quieren aparecer y triunfar alegando la diferencia que se convierte en esperpento.

La elegancia y la discreción bien entendida manejada por verdaderas profesionales, otorgándole a cada persona su justo lugar en cada acto público o familiar para que el acierto sea la seguridad en una misma y  el impacto callado que genera la elegancia natural de una mujer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario