Greensisters-veryme.blogspot.com

15 abril 2015

¿Miedo al volumen?

       Pronunciar la palabra volumen refiriéndose a un look provoca, literalmente, para muchas mujeres, miedo, pánico …….., un no rotundo. 

Fantástico look para  mujeres altas. Da igual si llevas una 36 o una 44.
La clave para que quede estiloso y elegante, relajado y nada forzado es precisamente la holgura de las prendas. 

       Para las que somos aficionadas a vestirnos con una talla holgada no nos cuesta nada vestirnos con prendas que proporcionen volumen en las zonas acertadas. Sin embargo, para aquellas mujeres que se visten con prendas ajustadas al cuerpo ………. 
      Personalmente, me da lo mismo si la etiqueta de la prenda pone 36 ó 38, talla 1 ó 2, 4 ó 5. Todo depende del look que quiera construir y el físico de la mujer con la que estoy trabajando. 
Os cuento, si la mujer con la que estoy trabajando es de hombros estrechos, cintura estrecha y cadera ancha no se me ocurriría proponerle un vestido recto. ¿Por qué? Porque si bien marcamos las medidas estrechas estaremos marcando en la misma medida las zonas más "redondas" lo cual no es la mejor idea si lo que buscamos es una silueta armoniosa y compensada. 

Un pantalón pitillo pero no ajustado es perfecto para las piernas de formas redondeadas.
Ligeramente caído dando el aspecto de holgura provoca un efecto de "me queda flojo, he
 adelgazado" que aligera la silueta. 

      El volumen de las prendas debe jugar a nuestro favor, no en contra, no hay por qué tenerle miedo. En cuanto decimos volumen pensamos en una prenda muy holgada, muy despegada del cuerpo y no es así porque el volumen puede ser discreto o exagerado. Hay que saber usarlo bien para disimular lo que no nos interesa, ganar unos centímetros,  dar una forma a la silueta que nos favorezca más llevando sandalia plana, etc… 


Este jersey es perfecto para una falda o un short con el que quieras mostrar la cintura sin llevar una prenda ajustada.
Llevar una prenda ajustada con unos shorts o con una falda corta no resulta nada sexy, resultaría ordinario.
Sin embargo, este jersey holgado descubre el escote y deja la cintura al descubierto sin marcarla para lograr un aire femenino, sencillo y sin pretensiones con una silueta más actual. 

      Una época de la vida de una mujer en la que, por lo general, se tiene verdadera aversión al volumen son los meses posteriores a un parto, cuando, en realidad, a pesar de estar harta de no verte las formas femeninas de meses atrás, jugar con el volumen de las prendas sigue siendo primordial para estilizar la figura. En ningún caso estamos hablando de llevar una talla por encima o por debajo, estamos hablando de dibujar la silueta de la mujer. 
     Una mujer obsesionada porque es muy menuda no gana demasiado si se viste ajustada de arriba a abajo. Tampoco una chica más redondita se verá más estilizada vistiéndose con unos pantalones pitillo  si no busca el volumen adecuado en la parte superior del cuerpo y en la forma de los propios pantalones. 

       El volumen más aceptado ha sido el que llevamos viendo desde hace ya no sé cuantas temporadas en ese estilo francés dejado y bohemio. Muy al estilo de Des Petites Hauts que muchas de vosotras ya conocéis. Las prendas superiores en tejidos femeninos como la seda o el voilè de algodón con volúmenes etéreos quedan especialmente bien a chicas delgadas. En las prendas inferiores, aquellas de vosotras que queráis dar forma a unas caderas más rectas resultan ideales los fruncidos en estos tejidos. 

Este vestido es perfecto para chicas que, con extremidades delgadas, quiera disimular la zona de cintura y estómago.
El vestido debe quedar holgado, incluso bastante holgado.
¿Qué es lo que te dice si es tu talla o no?
Las mangas, las partes del diseño que más se ciñen al volumen más estrecho de la parte del cuerpo que quieres resaltar.
Ojo! ceñir no quiere decir ajustar o apretar. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario