Greensisters-veryme.blogspot.com

14 noviembre 2014

Bodas de invierno

        ¿Por qué nos gustan las bodas de invierno? 

      Personalmente nos encanta el otoño para estas celebraciones, son más nostálgicas, más recogidas, sin duda mucho más diferentes y debido precisamente a que no suelen celebrarse bodas en otoño o en invierno tienes más posibilidades de sorprender a tus invitados. 


       La mayoría de las bodas se celebran en verano, básicamente porque la razón que más manda es la climatología y que la mayoría de la gente disfruta de las vacaciones en fechas veraniegas o tiene un ritmo de trabajo diferente al que nos hace llevar el comienzo del curso …..




      En cualquier caso una de las razones de peso para escoger el otoño o el invierno es que de esta forma puedes disfrutar del verano con toda tranquilidad y, como no, la indumentaria para fechas como septiembre, octubre, diciembre o enero es elegantísima.
Las prendas exteriores son las estrellas, los sombreros son un delirio porque la elegancia de lanas  o fieltros y las alas de invierno son espectaculares. Un sin fin de complementos que no se utilizan en verano o primavera crean un ambiente mucho más barroco y rico. Y, si por el contrario quieres una boda mucho más sofisticada, o más rústica el ambiente otoñal e invernal es perfecto. 
Las pieles, pese a nuestra juventud (jajaja …..) nos encantan y aunque sólo sea un toque en puños o cuellos resulta elegantísimo, de una clase insuperable si lo sabes acompañar adecuadamente y lo exhibes en el horario correcto. 


     ¿Quién no recuerda la espectacularidad de la boda en Gstaad de Tatiana Santodomingo y Andrea Casiraghi? La capa que lució la novia era digna de una princesa y todo ese despliegue de abrigos y capas, a pesar de que fue muy poco lo que se vió,  se intuyó fantástico. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario