Greensisters-veryme.blogspot.com

26 mayo 2014

El estilo de Sopfia Coppola

     Sencilla, muy parca en detalles, austera y nada más lejos de lo excesivo, así es su look. Luce básicos de impecable corte y de forma segura en las ocasiones más especiales. Sin necesidad de artificios, con a penas maquillaje y con tacones tampoco excesivos ha creado su propio look de musa, hasta ahora de la casa Vuitton con Marc Jacobs al frente. ¿Qué pasará ahora? Seguirá siendo fiel a su estilo pero, ¿serán ahora los diseños de Nicolás G. los que la vuelvan loca o seguirá a su fiel amigo Marc J.?

Para su boda escogió un Azzedine Alaia, diseñado en exclusiva para ella.


    En cualquier caso es un soplo de aire fresco ver que hay mujeres que pudiendo escoger lo que les apetezca saben discernir lo que es una imagen propia y personal. Sin ser una mujer exuberante, especialmente guapa ni una estatura que le permita destacar ha sabido encontrar un look muy especial y propio. No es necesario decir que nos encanta, ¿verdad?

Imagen de la campaña que hizo para Vuitton diseñando su propio bolso. 

La historia de amor entre Sofia y Marc J. quedó reflejada en la campaña que fotografió Juergen Teller. 




    Muchos pantalones negros, en todas sus versiones, rayas en camisetas, jerseys y vestidos, camisas masculinas y faldas o vestidos de vuelo. Negro, mucho negro y colores básicos y clásicos, azul marino, blanco azul, gris, nada estridente. 






El mismo abrigo de Marc Jacobs que hemos visto llevar a Kate Moss.
No abusa de las pieles pero tampoco rehuye de las buenas piezas. 


 Espectacular,  para su menuda figura, una elección muy acertada es un tejido de mohair que, con un simple y acertado corte da un look muy limpio.




     En la alfombra roja sus looks siguen fieles a ella misma. Le quedan fantásticos los zapatos con un aire retro y de plusera. No lleva complementos nada llamativos y su melena es siempre la misma. Esto es parte de su personal e intransferible estilo. 


En su última aparición, en Cannes, deliciosamente femenina. Vestida de Michael Kors. 

       Y...., la única ocasión en la que se ha mostrado más atrevida. Vestida también por Marc Jacobs para una gala de Amfar en París. No creáis que clásica es sinónimo de aburrida porque nada más lejos. Este dos piezas es de punto (con lo cuál muchas lo rechazarían sin pensarlo dos veces), las prendas son de corte básico, ni un solo escote, de largo recatado y ......., es de lo más atrevido, simplemente por el color amarillo. Esto no es una ruleta de arriesga y gana  sino un look muy pensado y nada fortuito. 


      ¿Recordáis quién fue la primera en sacar el pijama de Marc Jacobs a la alfombra roja? Pues fue ella, Sofia Coppola y, en esta ocasión no había que arriesgar en una combinación exacta de colores sino en prendas que no se habían visto en la calle desde que Chanel lo hubiése puesto de moda (lo cual tiene una razón que en otra ocasión os contaremos). Aquí la tenéis, musa y creador, nada más y nada menos que en una de las galas del MET. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario